OJOS


Montañas marrones cuyo origen oscuro
lo vieron todo en el mundo.

Grandes cordilleras
que pequeñas se vuelven
cuando detrás de los espejos
se esconden.

Nadie supo observarlos,
nadie quiso afrontarlos.

Grandes secretos esconden,
grandes verdades no conocen.

Su poder me vence;
no puedo evitar hipnotizarme
cuando la sonrisa
los acompaña.

Su brillo esconde
el grito de un niño cobarde.
Su luz me devuelve
la inocencia que han de robarme.

Qué bonitos son,
qué rabia me da
no hacerlos brillar más.
¡Alceo,
por fin te veo!

MUSA


¡Oh, musa
que en la noche se te escucha!

Invisible para mis ojos,
imperceptible para los otros.

No quiero que me dejes,
tu presencia me evoca
a las tierras más remotas.

Cada vez que me tocas,
tus labios saben a miel.
La brisa entre por mi piel
y sé que lo haces porque me amas.

Lo hago sin querer
o eso es lo que quiero creer.

El roce de tus actos
me evoca a las cercanías del Tártaro,
más bien es un viaje
en el que no pago ningún peaje.

RECORDARLO

Recordarlo me supone un esfuerzo, no sé, quizá mi cerebro decidió sumergirlo en un mar de oscuridad, donde solo lo podrán recordar aquellos cuyo corazón solo alberga la misma noche en la que me forzaron.
Sí, puedo decir que solo recuerdo el color de sus ojos, unos totalmente vacíos y llenos de lujuria que solo hoy puedo discernir. 
Cuánto dolor escondido en una habitación, cuánto daño que merece ser oído y no leído.

MEDITAR

Me apetecía escribirte, decirte lo que vales y todo lo que me has dado, así que allá voy: 

Querido Alceo, fueron tantas las veces que hemos sufrido por no saber lo que había pasado en nuestras vidas pasadas, que de nuestros ojos solamente salían lágrimas. 

Aún te estás descubriendo y, aunque no me creas, yo ya sabía lo que podías llegar a ser desde que te vi desde el horizonte que tanto me gusta ver crecer. Todavía no entiendes las acciones pasadas que habías hecho sin meditar, pero te digo que todo pasa por algo y que lo malo también tiene un significado. 

La vida nos ha unido y quiso juntarnos para enseñarnos que no hay nada que pueda separarnos. Tuvimos un pasado que nos ha devastado y juntos debemos repararlo para sentirnos renovados. 

Me has devuelto la fe en el amor, la esperanza en la gente y, sobre todo, me has dado lo que siempre quise tener con alguien a quien no esperaba conocer. Mis sueños, poco a poco, se están haciendo realidad y no es por nada más que estar acompañado de tu bondad, porque no hay persona con un corazón más grande que el que tu posees, porque, si aún no lo crees, no hay nadie que te supere en lo que tú realmente eres. 

Gracias por dejarlo todo por mí, gracias por decir adiós a lo que siempre nos dio rencor. 

Te quiero y espero que lo nuestro sea más que duradero y no perecedero.

QUECO


Realmente no sé ni cómo llegaste ni cómo hiciste para hacerte imprescindible. No sé cómo lo has conseguido, quiero despertarme y ver que no ha sido un sueño y comprobarlo cada día.
A veces pienso que he tenido suerte y, otras veces, que es lo que merezco y te quiero más fuerte. No puedes imaginarte cuando tu sonrisa es arte y cómo duele cuando es por mi culpa que ya no te sale.
Quisiera cambiarme. Yo a veces me odio, pero sé que tu me quieres por algo que no controlo. Lo que veo en tus ojos me dice: «quédate»; aunque tú no dices nada, pero tu piel dice: «bésame».
Cuesta creer que seas de verdad y que me elijas entre todos los demás.
Ojalá pudieras verte desde aquí, desde mis ojos porque te quiero demostrar que junto a ti lo quiero todo.
Sueño con que todo es una prueba y que después de todo, queda un mundo entero para darte a ti. Yo solo quiero mirar tus ojos y saber que todo marcha, saber que tú eres para mí.
No puedo imaginar otra persona, no puedo imaginar algo que no es tu voz, que no es tu boca. Estoy seguro de que eres tú a quien estaba esperando, que me sacase del túnel con su luz.
Lo mejor de todo es que consigues entender, que consigues encender en mí la llama que apagaron una y otra vez. Esa sonrisa me da la vida y me hace recuperar la ilusión que estaba perdida.
Todavía me cuesta explicarte lo que eres para mí y lo que daría por seguir contigo el resto de mi vida. Te quiero con tu pasado, presente y tu futuro, que cualquier tiempo es un reto que debemos superar y, sin duda, lo estamos consiguiendo.
La vida no sido fácil y nunca lo ha sido, por eso te doy las gracias por seguir y haber llegado a mi presente.

MEMORIAS DE CARONTE

Como una persona que ha recibido una paliza de su pareja, como alguien que ha sido maltratado o maltratada que ha sufrido el primer golpe.

Vivo con miedo tras el suceso de saber que vivo con un mentiroso y peligroso que ha empezado algo que sé que no ha dado por terminado.

Tengo miedo –de verdad lo pienso— porque la mentira es de las peores heridas y ser engañado no hace más que dejarme tirado.

He dado todo lo que tenía y lo que me faltaba por tener. He buscado todas las maneras posibles por hacerle entender que eso no es lo que merecía tener, hasta que me dio con su veneno en mi piel.

Me demostró que no había cambiado haciendo lo que una vez me había jurado que no volvería a repetir.

Me mintió y me engañó.

Memorias de Caronte

POR FAVOR | INTRODUCCIÓN


Llevo mucho tiempo ahogándome en los recuerdos del pasado. Pensando en lo que quiero y lo que deseo.
Muchos afirman que mi encanto está en lo que yo solo veo oscuridad, que mi forma de ver el mundo es lo que me hace especial.
No hay ni un solo día en el que maldiga mi manera de pensar y de actuar; cuestionándome por qué nací así y si esto es solo pasajero.
No es mucho lo que pido y si lo es, pido por favor que alguien me lo haga saber. La vida es cada día más dura y no sabría decir si existe una salida a todo esto.
Puede que nadie me haya explicado en qué consiste porque no haré más que seguir ahogándome.
No dudo que sea para siempre y creo que la gente como yo continúa luchando porque ha encontrado algo que hace sobrellevar mejor la situación, algo que elimina el motivo que nos ahoga y creo que lo he encontrado.

TINTA

      


Caigo otra vez en el vacío del papel,
donde las lágrimas cambian y manchan el papel.

La tinta, indigna, 
juega con mi falsa sonrisa 
bailando sobre la cama
de una herida todavía fría.

De lado a lado, 
mi consuelo ha sido desatado.

Tengo miedo de caer otra vez
en el vacío del papel.

SINCERIDAD POR DELANTE


Huellas del pasado y un camino andado.
Solo pensamos en desaparecer
por miedo a perder.

No afrontamos con valentía
los rumores que nos ahogaron en vida.

Pagan justos por pecadores
aquellos que nos regalaron esos dones.

Ver la vida como es
pocos lo pueden hacer.

Los lamentos compartidos
saben mejor cuando estamos heridos,
pues las palabras salen
con sinceridad por delante.

VERSOS | PRÓLOGO

He perdido la noción del tiempo.
Día y noche se confunden.

¿Cuánto tiempo he estado despierto?

Nunca te había dedicado algo así
y es curioso,
porque creo que es lo que necesitaba
para vivir.

La oscuridad me habla de ti
y la noche pasada se cruzó en mi camino.
Eras tú y, aunque en el momento no lo entendí,
más tarde descubrí que debía ser feliz al verte así.

El tiempo pasa para los dos
y dudo que ahora puedas oír mi voz,
pero ¿qué se siente al no saber
que ya no puedes volver?

Todos los versos que te dediqué
volarán por el viento
hasta que nadie recuerde
lo que siento.

Lo que una vez afirmé
se perderá en la noche,
esa misma en la que
me dejaste con todos los reproches.

Pero ¿sabes?
Vuelve a salir el sol
y ya no te veo en ningún rincón.

Hasta nunca, Justo.