VII

VII

Nunca se me han dado bien las despedidas,
desde las que no se olvidan
hasta las que no parecían acabar en leídas. 

Todavía recuerdo el olor de su pelo,
el frío de sus dedos
y el último chat que aún conservo. 

Pasamos del calor de la llama
al frío de la helada. 

Igual que termino este escrito,
la cuarentena no parece dejar de ser un hábito. 

Espero el fin de este éxodo. 

Vuelvo a Los pensamientos de Orfeo,
lugar en el que siempre buceo.

VI

VI

«Chupa pollas maricon ***». 

«Mariconeo que es lo tuyo». 

«Que andas chupando pollas maricon?» 

«Haber maricon chupapollas , soy el novio de ***» 

«Maricon hijo de puta , matate q le haces un favor a tu clase, maricon» 

«Ya sabemos q escondes tu homosexualidad , y el jueves te voy a partir la cara y vas ir bien calentito para tu casa de maricon del *** , andate con ojito q te van caer hostias por todos lados» 

«El jueves te vas ir bien calentito a tu casa de maricon del *** , q te voy partir la cara , haber si con las hostias q te voy dar te sacas toda la pluma q tiened encima , asiq la q te va caer el jueves va a ser bonita» 

Estas palabras son las que tuve que aguantar y callar cuando solo tenía 17 años.
He censurado el nombre de la que era su pareja y 
del lugar en el que vivo para protegerme a mí, no a él. 

Palabras que nadie merece ni escuchar ni leer.
En esta ocasión el lobo vino a atacarme a mi blog,
el rincón en el que me sentía seguro. 

No he ni corregido sus palabras,
para que vierais la cultura de la que gozaba
este humano que me insultaba. 

Su gramática y pésimo abanico de vocabulario,
consiguió asustarme.
Ahora lo leo y solo consigue aburrirme. 

Creyó que era una presa fácil,
un angelito disfrazado de conejito. 

¿Os cuento el final?
Mejor os dejo su cita textual: 

«Perdona por meterme contigo.no volvera a pasar».

V



V
Para ti, 
familiar que decidió salir
de aquí. 

Esto va dirigido solo
para ti: 

Has pasado mucho tiempo aguantando en la sombra,
camuflando tu verdadera identidad
con los de tu verdadera calaña. 

¿Ves que ya no rimo?
Esto va en serio. 

Hemos descubierto quién eres
o, peor aún, de qué eres capaz. 

Has tenido el valor de salir
cuando por fin me atreví a salir.
No supiste entender que Alceo no era el problema,
sino tu mente enferma. 

¿Ves qué ha pasado?
Que no te necesitamos.
La familia aumenta y,
con ella, el período de prueba. 

No vuelvas por aquí,
no necesitamos nada de ti.

IV

IV


Mi querido Alceo,
te escribo desde el confinamiento. 

Necesito saber de ti,
conectar con todo lo que viví. 

Sé que estamos juntos,
pero necesito saber si seguimos en nuestro mundo. 

Soy consciente de lo que oyes,
de lo que sientes al verme. 

Nadie mejor que tú
sabe lo que he vivido y pensado. 

Nadie me ha visto entrar por la puerta
con la cara descompuesta. 

Nadie ha oído
los pensamientos que todavía no han salido. 

Nadie excepto tú. 

Gracias por seguir estando a mi lado.
Gracias por querer vivir conmigo aislado. 

Esta cuarentena te revienta,
necesitas estirar las piernas,
lo sé, claro que lo sé. 

Ni te imaginas lo que necesito
ver el moreno de tu piel,
ahora solo noto tu palidez. 

Pronto saldrás a ver el mundo,
oxigenar tu sangre de mi veneno. 

Has sido mi antídoto
durante mucho tiempo,
pero todo tiene su límite. 

Gracias, mi Alceo,
el mortal que a este dios enamoró.

III

III


Estoy preparado. 

He empezado a plantearlo. 

Sí, sí. 

Como lo lees. 

Voy a empezar a borrar la censura,
a cometer locuras
y no llorar a oscuras. 

Voy a escribir las lágrimas
que me provocaron. 

Voy a describir a esas personas
que, con el alma rota,
me incitaron a ser mejor persona. 

Voy a borrar la sonrisa de su cara,
a demostrarle que ya no me importan. 

Esta cuarentena
me muestra
lo que hay detrás
de cada careta. 

¿Cómo tenéis tanta cara
de ser tan falsas?

II


II
Vuelves a mí,
no sé si quieres algo
o, simplemente,
deseas verme en el llanto. 

Sigo recordándote,
puede que con la simple necesidad
de no seguir adelante. 

Rememorar el pasado
no hace más que sentirme pisado. 

Vuelven los momentos:
aquellos que pasamos juntos,
los paseos por Salamanca
y por la red blanca. 

No supimos conocernos,
no supimos perdonaros. 

Tengo la espina clavada,
el alma manchada.
Necesito volver a verme con esa mirada.
Necesito crear el punto.
Ayúdame, Justo.

I



I
Todos los días
encerrado con la misma cantina. 

Mis pensamientos me invaden,
me destruyen y no varían. 

Una rutina que no me despeja,
siento que no me libera. 

Ayuno en el desayuno,
la comida ya no la consumo,
la cena es una molestia. 

Sentimientos encontrados,
lagunas de recuerdos ahogados. 

A mi mente vienen memorias
de las personas. 

Siento que fallé,
que no conseguí ser quien soñé. 

Ayuno en el desayuno,
la comida ya no la consumo,
la cena es una molestia. 

Por la noche consigo evadirme,
quiero escabullirme
de esta vida que parece ser de mimbre. 

Me duermo,
siempre sueño.
Me despierto
en el mismo momento. 

Se repite la rutina,
es siempre la misma: 

Ayuno en el desayuno,
la comida ya no la consumo,
la cena es una molestia.

ÉXODO


¡Aquí tenéis el proyecto que ha nacido de esta cuarentena!

Se llama «ÉXODO» y ha venido para manifestar todo aquello que he pensado en los primeros días del Estado de Alarma.
Son siete pequeños pensamientos limpios (sin música) con mensajes muy puros.

MANZANA


Hola, no dudes que en este breve instante escribiré palabras que son solo para ti, para nadie más.

Has hecho un largo viaje, uno espacial, donde podías flotar, quisieras o no, en un confortable universo en el seno de mamá. No había ruido, ni frío, ni calor. Ahora todo es distinto no te asustes cuando veas que has llegado a un mundo de sonidos trepidantes, de prisas, donde debes de hacer cada cosa a su tiempo, sometido a horarios y normas; bajo cánones que te dirán qué es lo correcto o lo incorrecto para ellos, pero, no te preocupes, todavía te quedan unos años para disfrutar de algunos privilegios. 

No quiero que en ningún momento te veas sola, necesito que veas que, para sentirte arropada, mimada y cómoda en nuestros brazos, debes saber que este mundo necesita de gente buena. No dudes de ti ni un instante, no dejes que nadie te influencie para morder la manzana, quiero que, si lo haces, seas tú la responsable.

Y si alguien te hace daño, querré luchar y maldecir a la vida por no saber por qué te han tratado así. Cielo y tierra serán removidos y los ángeles rezarán para que no encuentre a esos malnacidos.

Tú serás un privilegiado, no importa si eres alta o baja, rubia o morena, médico o carpintera. Lo importante es que lucharemos por lograr que tengas todos los medios a tu alcance para ser una buena persona, por favor, utilízalos.

Ama a quien tú quieras, no dejes que las mentes perversas arruinen tu fiesta. Habrá palabras que dolerán y, sobre todo, de quien menos te lo puedas esperar, pero aquí estaré yo para protegerte de los que te hagan llorar.

Sé que no sabes leer esta carta, pero cuando te mire, te tenga en mis brazos, por mi mente pasarán recuerdos y vivencias que quiero que algún día conozcas y no te cojan por sorpresa. De verdad, no esperes que nada te venga regalado, porque esa no son los valores que te han enseñado.

Ese olor a ternura que desprendes, esa paz que refleje tu cara redonda me ha incitado a escribir todo esto. Imagínate lo que conseguirás si consigues ser lo que te propusiste ser.

Gracias por venir a alegrarnos la vida, a remover nuestros mejores sentimientos y demostrar que la familia siempre seguirá unida.

RENOVACIÓN DE INTERFAZ

¡Hola a todo el mundo! A partir de ahora, esta página web, la aplicación para Android y nuestra página de Facebook tendrá un nuevo diseño con:
- Renovación de logo.
- Renovación de banner.
- Nueva imagen corporativa: Ahora la lira representa al dios Orfeo que, al tocarla, calmaba a las fieras.
Espero que os guste y, como siempre, si tenéis alguna idea, recomendación o consejo, podéis poneros en contacto conmigo.
Muchas gracias por seguir conmigo.