Palabras

noviembre 18, 2016 Orfeo 0 Opiniones

Las palabras de mi boca ya no salen,
pues tú para mí, ni siquiera vales.

No vengas rogando perdón, pues ya no tienes mi corazón. No quiero seguir, pues cansado estás de mí.

0 comentarios:

Deja tu comentario!