NOCHE

abril 12, 2019 Orfeo 0 Opiniones


Así es la oscura y triste realidad, que cuando no puedes dormir, descubres su verdadera identidad. Fría y sin sensibilidad, la noche duerme apaciblemente mientras que, en mi corazón, solo la tristeza se deprime. Ya nada puede calmarme, ni siquiera sus ojos parecen tranquilizarme.
Sigue roncando, que, mientras tanto, yo seguiré deseando que las pesadillas vuelvan andando de tu mano. Avisada quedas, ya no estaré sujetando tus penas.
Buenos días, oscura noche.

0 comentarios:

Deja tu comentario!