MEDITAR

enero 06, 2019 Orfeo 0 Opiniones

Me apetecía escribirte, decirte lo que vales y todo lo que me has dado, así que allá voy: 

Querido Alceo, fueron tantas las veces que hemos sufrido por no saber lo que había pasado en nuestras vidas pasadas, que de nuestros ojos solamente salían lágrimas. 

Aún te estás descubriendo y, aunque no me creas, yo ya sabía lo que podías llegar a ser desde que te vi desde el horizonte que tanto me gusta ver crecer. Todavía no entiendes las acciones pasadas que habías hecho sin meditar, pero te digo que todo pasa por algo y que lo malo también tiene un significado. 

La vida nos ha unido y quiso juntarnos para enseñarnos que no hay nada que pueda separarnos. Tuvimos un pasado que nos ha devastado y juntos debemos repararlo para sentirnos renovados. 

Me has devuelto la fe en el amor, la esperanza en la gente y, sobre todo, me has dado lo que siempre quise tener con alguien a quien no esperaba conocer. Mis sueños, poco a poco, se están haciendo realidad y no es por nada más que estar acompañado de tu bondad, porque no hay persona con un corazón más grande que el que tu posees, porque, si aún no lo crees, no hay nadie que te supere en lo que tú realmente eres. 

Gracias por dejarlo todo por mí, gracias por decir adiós a lo que siempre nos dio rencor. 

Te quiero y espero que lo nuestro sea más que duradero y no perecedero.

0 comentarios:

Deja tu comentario!