EDIPO

septiembre 25, 2018 Orfeo 0 Opiniones


Como es la vida, que en un momento estás en la cima y, en un instante, vuelves a caer en el pozo. No sabes cómo tratarla, pero cuando te paras a pensarlo, sabes que debes volver a valorarlo.
Así es como otro miembro de la familia se fue y, sin saber ni siquiera cómo me llamaba, decidió partir sin mirar atrás. Lo quisimos como a nadie más y, a pesar de no haber sabido si estábamos en lo correcto, lo llamamos Edipo.
Tenía los pies hinchados y, al ser adoptado, ningún otro nombre me pareció apropiado. Fue corta su estancia, mas no me imagino una mejor despedida que haberte dejado con el recuerdo de unos padres desesperados por demostrarte el amor que a nosotros nos ha faltado.
Siempre estarás en nuestro recuerdo, Edi.

0 comentarios:

Deja tu comentario!