PASADO

agosto 25, 2018 Orfeo 0 Opiniones


El pasado  duele siempre y cuando se le recuerde. Es nuestro enemigo cuando en realidad queremos ser amigos. Debería funcionar para mejorar, pero ya no me quedan fuerzas por las que tirar.

Es una bola constante que pesa y no se tolera. Peor se lleva si no se acepta, pero qué esperar de alguien que no lo sabe tramitar.
No es enemigo si usaste la cabeza conmigo. No saber gestionar tu propio pasado dice mucho de tus deseos pasionales.
Sé lo que prefieres si hablas con aquellos que me cuestionan mientras dices que me quieres.
Olvidar no es superar.
Y justo cuando crees que la cosa empieza a cambiar, todo vuelve marcha atrás. Ojalá me entendieras cuando te digo que lo de atrás es lo que me hace pensar en los demás.
¿Cómo pensar en un nosotros si cuándo menos me lo esperaba me traicionabas por la espalda?
Escribir me ayuda a vivir, pero también es la puerta que necesito para decidir.

0 comentarios:

Deja tu comentario!