CALMA

junio 12, 2018 Orfeo 0 Opiniones

He descubierto la calma ahora que te veo dormir, ahora que tus ojos están cerrados. Mis dedos recorren tus facciones y la mirada se me clava en tu barba. Obnubilado, me muero por besar tus labios, pero, por temor a despertarte, me mantengo en calma. 

¡Qué bien me siento al sentirte! ¡Qué poco me hacen falta las preocupaciones al verte! Cada escrito que te dedico es una obra maestra para mi corazón, mas sabiendo que no es así, continúo manifestando mi amor hacia ti a través de estos escritos sin trascendencia. 

Hermes me ha avisado, me ha dicho que me estabas buscando y, ejerciendo la voz del oráculo, me dijo que te encontraría; así ha sido.

0 comentarios:

Deja tu comentario!