FÉNIX

julio 04, 2017 Orfeo 0 Opiniones

Hoy me siento nostálgico. No sé el motivo pero es, en este momento, cuando echo de menos ciertos momentos que pensé que había borrado de mi cabeza.
Cada día que pasa, veo cómo mi mente se vuelve más débil. Conforme pasan los minutos, nuevas ideas pasan por mí y alimentan el caos que llevo siempre conmigo, las veinticuatro horas del día.
Me parece increíble cómo un simple gesto puede cambiar tus pulsaciones y avivar las cenizas que creías haber enterrado en el olvido. Como el ave Fénix, siempre vuelve.
Quiero desaparecer, pues creo que es la única solución para desterrar de una vez por todas al pájaro.
¿Sabéis? Creía ser más fuerte de lo que yo decía. Me creía con el poder para soportar el tsunami que representaba la vida. Pero creo que es demasiado fuerte y yo no tengo la resistencia necesaria como para sobrellevar tal situación. Huir nunca ha sido una opción y hoy la estoy planteando.
¿En qué me estoy convirtiendo?

0 comentarios:

Deja tu comentario!