Espiral

diciembre 02, 2016 Orfeo 0 Opiniones

    No he sabido aprovechar los buenos momentos que me ha dado la vida, he decidido vivir en una inmensa ignorancia que me hacía creer que era "feliz". Ahora sé que vivía en la ingenuidad.

    Mi vida es una espiral de constante dolor y sufrimiento que me hace sufrir por los detalles más minúsculos.
 
   Te he conocido y, en este tiempo, me has hecho pensar solo en mí. Cada día me tarda más hablar contigo, hacerte saber que, estando contigo, soy yo y no me importa lo que me digan. Tu sonrisa me ciega y me abraza, como algún día lo haremos nosotros.

  Te echo de menos, te pienso despacio y lo hago con cuidado. Elijo los buenos momentos y desecho los tropiezos.

   Mi vida se compone de ésto: cosas buenas y no tan buenas.

0 comentarios:

Deja tu comentario!