MUSA

enero 09, 2019 Orfeo 0 Opiniones


¡Oh, musa
que en la noche se te escucha!

Invisible para mis ojos,
imperceptible para los otros.

No quiero que me dejes,
tu presencia me evoca
a las tierras más remotas.

Cada vez que me tocas,
tus labios saben a miel.
La brisa entre por mi piel
y sé que lo haces porque me amas.

Lo hago sin querer
o eso es lo que quiero creer.

El roce de tus actos
me evoca a las cercanías del Tártaro,
más bien es un viaje
en el que no pago ningún peaje.

0 comentarios:

Deja tu comentario!