SACO DE LÁGRIMAS

mayo 06, 2018 Orfeo 0 Opiniones


¿Qué es el hombre sin su tiempo?
¿Qué somos si no tenemos lo que queremos?
¿A caso sólo aspiramos a comer y dormir?
¿Qué es el hombre sin aspiraciones?

¿Qué somos sin el honor?
¿Qué somos sin el respeto?
¿Qué somos sin la tolerancia?

Brilla la ausencia de la alameda.
Rancia es la oscuridad de la mañana.

¿Qué somos sin el amor?
¿Qué somos sin la familia?
¿Qué es el hombre sin una madre?

¿Dónde está el amparo que tanto necesitamos?
¿Dónde estás ahora que no te veo?
¿Dónde estabas cuando más te esperaba?

Siempre delante, siempre protegiendo.
La antena que tanto nos llena.

Se acongoja mi corazón al pensar que no estarás aquí, siempre para mí.
Se apenan mis lágrimas al ver que aún no te has ido.
Se acelera mi corazón viendo tu respiración.

No hay lágrimas que caigan en el vacío, pues mi suelo eres tú; que si me caigo y no me puedo levantar, provocarías el mayor de los terremotos para elevarte y levantarme.

¿Qué sería el hombre sin una madre?
Pues un saco de lágrimas que se enfrían cada mañana.

Te quiero y, aunque no siempre lo expreso, jamás me cansaré de escribirte que, por muy lejos que te vayas, siempre te encontraré, porque mi camino está dónde tu corazón me dicte.

0 comentarios:

Deja tu comentario!