SALADO

abril 04, 2017 Orfeo 0 Opiniones

Dejé de contar estrellas para contar tus lunares. Cada noche que te siento veo que el cielo no es el cielo, si no estoy junto a ti.  Cada noche sueño y veo que el universo conspiró y encontré aquello que nadie perdió: eras tú, sonriéndome con la esperanza de ver lo nuestro surgir. Cada grieta en cada piedra, cada herida que no cierra, duele verlo y puede que no cicatrice pero siempre deja huella.
Cada día me llamas y quieres que me quede pero yo ya me he ido.
Poco a poco nos perdemos, tus gritos mis silencios, todo perdonado pero esto no cicatriza. No pienso en si se podrá arreglar algún día.

Tus labios muy salados, se encontraron con los míos, intentado recordar si fue real lo que sentimos y lo fue, pero quizás paso su tiempo y se fue. Aunque quizá en otro momento, más adelante, volvamos a encontrar historias que compaginen y compartan el final: donde tú y yo seamos los mismos pero separados.

0 comentarios:

Deja tu comentario!